21.2.11

Mi sombra

Me encontré con mi propia sombra esta tarde;
ella iba caminando entre los árboles recordando otras sombras,
fantasías, ilusiones que yo mismo levanté alguna vez
sobre los solitarios riscos.
Mi sombra estaba durmiendo en el estero
que solía recorrer cuando niño sobre
la quietud y el silencio de las quilas.
Me encontré esta tarde con mi sombra
pensando que yo había desaparecido.

Leonel Lienlaf

13.2.11

¿ Quién soy ?

Sin ti no soy sino un insignificante madero abandonado por la resaca;
un puñado de arena y hojas muertas, oprimido por el peso de mi mismo.
Extraño tus reverencias burlonamente amables;
Siento que la vida pasa, ligera, sin dejar huellas;
Porque contigo aprendí el valor de las pequeñas cosas, de lo simple.
El cielo era más azul junto a ti; el mar intenso;
La brisa más suave y el sol más brillante.
De ti aprendí a tener el corazón abierto a la esperanza, a la alegría, a la fe en cada día y a seguir caminando por díficil que parezca el sendero.

( Fuente la Red )