12.2.13

El árbol de la amistad


Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices
por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino.
Algunas recorren el camino a nuestro lado, viendo muchas lunas pasar,
más otras apenas vemos entre un paso y otro.
A todas las llamamos amigos. Hay muchas clases de ellos.

Tal vez cada hoja de un árbol caracteriza uno de nuestros amigos.
El primero que nace del brote es nuestro amigo papá y nuestra amiga mamá,
que nos muestra lo que es la vida.
Después vienen los amigos hermanos,
con quienes dividimos nuestro espacio para que puedan florecer como nosotros.
Pasamos a conocer a toda la familia de hojas a quienes respetamos y deseamos el bien.

Más el destino nos presenta a otros amigos,
aquellos que no esperábamos que se cruzaran en nuestro camino.
A muchos de ellos los denominamos amigos del alma, del corazón.
Son sinceros, son verdaderos.
Saben cuando  estamos bien, saben lo que nos hace feliz.

Y a veces uno de esos amigos  es como una estrella,
le da brillo a nuestros ojos,  y aunque no lo
Veamos sabemos que ahí está.
Más también hay de aquellos amigos por un tiempo,
tal vez unas vacaciones o unos días o unas horas.
Ellos acostumbran a colocar muchas sonrisas en nuestro rostro,
durante el tiempo que estén cerca.

Hablando de cerca, no podemos olvidar a amigos distantes,
aquellos que están en la punta de las ramas
y que cuando el viento sopla siempre aparecen entre una hoja y otra.
El tiempo pasa, el verano se va, el otoño se aproxima y perdemos algunas de nuestras hojas,
algunas nacen en otra primavera y otras permanecen por muchas estaciones.

Pero lo que nos deja más felices es que las que cayeron continúan cerca, alimentando nuestra raíz con alegría.
Son recuerdos de momentos maravillosos de cuando se cruzaron en nuestro camino.

Te deseo, hoja de mi árbol, paz, amor, salud, suerte y prosperidad.
Simplemente porque cada persona que pasa en nuestra vida es única.
Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros.

Habrá de los que se llevarán mucho,
pero, también, nos dejaran algo o quizá todo.
Esta es la mayor responsabilidad de nuestra vida
y la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad.

(Autor desconocido)


7 comentarios:

El Hada de los Cuentos dijo...

Un bonito homenaje a la amistad. Que tengas feliz día

Ely dijo...

Oh dulce amiga, que maravillosas palabras.. un abrazo grande tambien para ti, querida. on mucho afecto y con todo el corazon! Un beso de amistad! <3

CHARO dijo...

Un arbol genial, deseo que el mío también contenga esas hojas maravillosas de la amistad en todas sus diferencias.Besotes

enletrasarte (omar) dijo...

estupenda entrega,
saludos

Luna maya dijo...

Gracias por tu visito. Dejo un abrazo en ese maravilloso arbol...Feliz dia.

Rud dijo...

Arco Iris querida
Qué manera tan hermosa de clasificar los diferentes tipos de amigos quienes finalmente forman parte de un frondoso árbol.
Espero, de alguna manera, alimentar la raíz del bello árbol de la amistad.
Cordiales saludos
Un gran abrazo

Mizuki dijo...

tienes un premio en mi blog ^^
http://www.elrincondelascerezas.blogspot.mx/2013/03/premio.html